El Coloso de Macael

Corría el año de 2.001. Volvíamos de viaje de mi pueblo, Chirivel (Almería), y al pasar por el cruce de Macael por la carretera de la Sierra, me quedé mirando un antiguo camión con caja volquete de obras, aparcado en la puerta de una de las múltiples empresas del mármol que hay en la citada comarca. Le pregunté a mi padre: “¿eso qué es? Parece que tiene bastantes años encima“. Me dijo con toda la naturalidad del mundo: “es un Pegaso Cabezón, tipo 1060, en efecto, tendrá sus treinta y pico de años encima. Antiguamente las carreteras estaban plagadas de ellos, y los últimos vinieron a morir a las canteras“.

Paramos a descansar justo en aquella zona, y como teníamos la máquina de fotos con el carrete dentro desde hacía bastante tiempo, decidimos tirar las que quedaban. Curiosamente, insistí, y no sé muy bien por qué, insistí en tirar la última al camión de la fotografía que mostramos.

El camión, un Pegaso 1061, matriculado en 1972 en Barcelona, gozaba de espléndido estado de chapa, y en activo por aquél entonces. Lo seguimos viendo unos meses, hasta que mi padre me informó que tuvieron un accidente con él, bajando las empinadas cuestas de Macael, la carga (un bloque de mármol de bastantes toneladas) se desplazó a un lado, haciéndolo volcar, y arrancando de nuestras vistas esa cabina en perfecto estado que tanto nos gustaba ver cada vez que pasamos. Los restos fueron a parar a un desguace para desaparecer en pocos días de allí, sin existir constancia fotográfica de los mismos.

Se trata de la primera fotografía, la primera vez que retratábamos un camión con intenciones de coleccionar fotos, y la verdad es que, tanto el estado del modelo, como el interés que me produjo, hizo que, en los postreros años, iniciáramos la búsqueda de recuerdos e información sobre estos camiones, y que se prolonga hasta hoy.

Anuncios

9 respuestas a El Coloso de Macael

  1. jobou30 dice:

    Hola Manolo:
    Hasta ahora habia visto tu blog desde el anonimato, pero esta vez me ha parecido una historia encantadora… mas romantica. Un gigante te ha arrastrado hacia una cruzada hermosa: recuperar memoria. Gracias por este Coloso y por el articulo. Y más en tu entorno que es privilegiado, Macael (como el Pegaso de tu foto) es el blanco de España.
    Saludos amigo!!

  2. ManoloFer dice:

    Muchas gracias por tus magníficas palabras, José Luis. No se puede describir mejor.

    Tienes las puertas de este pequeño blog a tu disposición, al igual que todos los amigos del foro de Pegasoesmicamion, y todo aquél que me quiera escribir o ponerse en contacto conmigo,

    Un saludo

  3. Gonzalo dice:

    Hola Manolo, una bonita reseña, que parece que inició tu afición a fotografiar camiones.
    Me ha recordado tambien la primera foto que hice, un 1086 escondido en un corral de una casa de campo entre Calatayud y Soria. Lo seguí viendo algunos años despues pero el último año ya no estaba.
    Saludos
    Gonzalo
    http://www.pegasoesmicamion.com

  4. Anonymous dice:

    Tu blog mejora por momentos…¡¡¡sigue así!!!

    Eduardo

  5. XMN2 dice:

    Manolo:

    Brillante y sentido este reportaje sobre el cabezón de Macael y su triste final. Quizás ahora no lo percibimos, pero creo que constituyen pequeños pedazos de la historia de los clásicos pesados que mediante la proliferación de estos blogs, tu recopilas y difundes.

    Muchas gracias por este gran y meritorio trabajo

  6. aspirinocrece dice:

    Preciosa la historia,
    coma la de ese Pegaso cabezón, lastima del accidente.

  7. ManoloFer dice:

    Muchas gracias por vuestro apoyo, por dedicar parte de vuestro valioso tiempo en leer este, vuestro blog, y por dejar constancia en el mismo.

    Gonzalo, recuerdo perfectamente el camión que dices. Supongo que una historia muy parecida a ésta; Como bien dice Xavi, son pequeñas historias, que, por alguna razón, nos llaman la atención, y nos despiertan el interés en algo, en este caso, a fotografiar nuestro pasado en forma de clásicos industriales.

    Aspirino y Eduardo, gracias por las palabras de ánimo.

    Un saludo

    Manolo

  8. ManoloFer dice:

    Muchas gracias por vuestro apoyo, por dedicar parte de vuestro valioso tiempo en leer este, vuestro blog, y por dejar constancia en el mismo.

    Gonzalo, recuerdo perfectamente el camión que dices. Supongo que una historia muy parecida a ésta; Como bien dice Xavi, son pequeñas historias, que, por alguna razón, nos llaman la atención, y nos despiertan el interés en algo, en este caso, a fotografiar nuestro pasado en forma de clásicos industriales.

    Aspirino y Eduardo, gracias por las palabras de ánimo.

    Un saludo

    Manolo

    • Pedro Montiel dice:

      Hola Manolo, fui el dueño de ese Pegaso cabezón de macael, me he quedado sorprendido cuando lo he visto por casualidad y esa “historia” que cuentas es real y la verdad es que fue una lástima que su fina fuera ese, gracias por hacer referencia a mi Pegaso y hacerme recordar viejos tiempos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: