Lugares claves en la Historia de Enasa: El puerto de Barcelona

La historia de la Empresa Nacional de Autocamiones Sociedad Anónima está ligada a una serie de lugares emblemáticos, gracias a los cuales muchos modelos fabricados por esta entidad pasaron a la historia. Y me refiero tanto al campo industrial, como a la variante automovilística de la citada empresa.

El repaso de viejas fotos, efectuadas con la finalidad de elaborar un folleto o catálogo publicitario, con la finalidad de presentar un modelo concreto, de tal forma que “calaran” entre el público susceptible de adquirir el modelo promocionado, nos llevan a un análisis minucioso de los paisajes de la España de la época, que eran empleados en las campañas publicitarias de la marca. En esta ocasión, hemos reparado en un marco inconfundible: el puerto de Barcelona.

Así, las escenas marineras resultaban muy agradables a la vista, y provocaban esa tranquilidad y relajación necesarias para admirar algunos modelos de Pegaso que allí fueron fotografiados por la propia firma. Posiblemente la saga de imágenes se iniciara con la gama popularmente conocida como “Mofletes”, aunque personalmente no he encontrado prueba alguna (de momento). Lo que sí es claro, es que el famoso Pegaso Z-207 fue fotografiado en dicho lugar. En concreto, se trata de esa variante del Barajas, con cabina aerodinámica, puertas abriendo en el sentido de la marcha, y fondo de cruz oscuro, tal vez rojo, el mismo color de la franja Pegaso. Este modelo no pasó de la fase de prototipo. Hay que tener presente que, en estos años, la factoría de Barcelona estaba a la cabeza en investigación y proyectos, coincidiendo con la época de mayor esplendor de la industria nacional, en cuanto a ideas y creatividad de los ingenieros y trabajadores, se refiere. Y cómo no, todo ello dirigido y coordinado por el genial Ricart.

Otro prototipo, el de Pegaso Z-206, aún con la última evolución del propulsor del Pegaso Diesel (140 cv), fue objeto de portada por parte de la revista de la STA (Sociedad de técnicos de la automoción). Este vehículo experimental, con placa B-156.653, correspondiente al mes de enero de 1.958, inauguraba la legendaria saga de los cabezones, en producción hasta finales de los años ’70. Llama la atención que el volante está todavía a la derecha (los últimos Mofletes lo llevaban a izquierda), así como los faros antiniebla. Como ocurría con el Barajas que hemos presentado anteriormente, la caja de carga continuaba tanto la franja Pegaso, como su color, en toda su anchura.

Finalmente, la tractora Pegaso 2011, con remolque incluído, también pasó por delante del objetivo de las cámaras del departamento de publicidad de Enasa, en la misma localización geográfica de Barcelona, en un color “blanco Pegaso” impoluto.

Como podemos observar, los casi 60 años de historia de ENASA están plagados de anécdotas y detalles como éste, y que bien merecen un pequeño análisis, el cual siempre nos puede desvelar ciertos misterios (o relaciones) que habían pasado delante de nuestras narices tantas veces, y pasado desapercibidos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: