Transportes Istisua (Asturias)

25/08/2012

Hoy traemos a la portada del blog una colección de imágenes de gran calidad que me ha hecho llegar a mi cuenta de correo electrónico (transporteclasico@gmail.com) la empresa asturiana Transportes Istisua. En sus filas, como podemos observar, estuvieron funcionando interesantes ejemplares de camiones Pegaso, tales como:

un interesantísimo Pegaso 1060,

un flamante Pegaso 1063,

un bonito y muy bien cuidado Pegaso 1186/1187 (cuatro ejes cabina cuadrada con cruz abatible),

y una preciosa tractora Troner de 400 cv,

Aquí os adjunto dos imágenes del logotipo de esta empresa de transportes asturiana, cuya historia ha estado siempre muy ligada a la marca Pegaso, como podéis observar:


Cuando los 1086 dominaban la carretera…

02/09/2010

Desde mediados de la década de los ’60 y hasta bien entrada la de los ’90, una configuración para vehículos pesados fue tomando más y más fuerza, hasta el punto de que rivalizó con los clásicos tráilers, los cuales eran aún escasos por nuestras carreteras. Años después, y tras varios cambios de normativas, los 8×2 ó “4 ejes” acabaron cediendo el testigo a aquéllos. Sin embargo, en los ’70, y siguiendo el legado de los cabezones de la gama 1066, el fenomenal diseño en la estética de la nueva serie “cabina cuadrada” y su fiabilidad mecánica (a excepción de las primeras series de esta cabina, aquejadas, tal vez de un escaso pero ingenioso radiador abatible, así como de un turbo aún en versión preliminar), permitieron que los Pegaso 1086 se impusieran en nuestras carreteras, erigiéndose como uno de los mejores y más eficientes productos de ENASA. Lógicamente, la respuesta por parte de Barreiros no se hizo esperar.

Hoy día, sin embargo, esta filosofía se ha visto reducida casi en exclusiva a vehículos 8×4 destinados a obras (donde Pegaso también contó con representantes significativos), y con un detalle interesante: la mayor distancia existente entre las ruedad directrices, algo que ya Barreiros tuvo en cuenta, con vistas a una mayor maniobrabilidad y menor desgaste de neumáticos, pero que en Pegaso siempre fue una de sus señas de identidad. Sirvan estas líneas como emotivo homenaje a los “4 patas” que colonizaron Europa, paseando la imagen de España a través de unas fenomenales máquinas de procedencia nacional.


Pegaso Z-102 BTTH “Thrill” en GranTurismo5 (PS3)

20/08/2010

La historia de los turismos Pegaso está salpicada de elementos que la convierten en interesante, misteriosa y atrayente. Uno de esos factores, es sin duda, la reducida cantidad de unidades producidas. En efecto, existen varios 102 totalmente únicos, por lo que no sería descabellado que algún experto restaurador se plantease la realización de réplicas a escala 1/1. En este orden de ideas, un proyecto de la carrocera italiana Touring, sobresale por encima de las demás: se trata de la berlineta Pegaso con número de chasis 0102.150.0133, fabricada en el año 1953, y originalmente decorada en un bitono granate/negro y tapizado en crema. Esta preciosa voitture fue equipada con un propulsor 102 de 2.8 litros y 4 carburadores dobles. La imagen de la cabecera de este artículo fue tomada en abril de 1953, con motivo de la presentación internacional de la Thrill (apelativo americano que intenta describir el impacto especial o emoción que despierta este automóvil cuando es contemplado) en el Salón de Turín.

Una de las características más llamativas de esta carrocería -posiblemente la más afamada y significada en la historia de Carrozzeria Touring– consiste en los aditamentos aerodinámicos (con una expresión de esta índole, Carlo F. Anderloni convenció al maestro Ricart para definir este modelo sobre bastidor Pegaso) que la estructura autoportante de la carrocería-chasis equipa en su parte lateral central-trasera, y que motivó el apodo del orejas entre los operarios de la fábrica de la Sagrera.

La admiración de viejas fotografías siempre denota sutiles detalles relativos a las diferentes etapas por las que pasó el coche. Nótese que en las imágenes de la trasera de este singular vehículo, que ya a comienzos de los ’50 equipaba cinturones de seguridad -véase la imagen de apertura-, se exhiben con detalle los logotipos de Touring y Superleggera (sistema patentado por Touring para la elaboración de carrocerías ultraligeras que dotaban de compacidad y resistencia al bloque automóvil). Posteriormente, a la llegada de esta carrocería única a España, el gran logotipo Superleggera fue sustituído por uno de Pegaso, además de la aparición del famoso escudo de V con el anagrama del caballo volador.

Recientemente, una noticia relacionada con el mundo de los videojuegos ha llamado nuestra atención. La salida del mejor simulador de conducción de todos los tiempos, a saber, GranTurismo (de Poliphony Digital para PS3) a comienzos de noviembre de este año, viene acompañada de una interesantísima sorpresa, como es la inclusión por primera vez en un simulador de carreras, de un vehículo de la firma del caballo volador. En este caso, al Thrill le acompañarán -según se ha filtrado-, una berlineta Touring de 1ª serie así como el prototipo de Enasa, donde comenzó todo. Una de las características del juego es su fidelidad máxima, tanto en gráficos como en sensaciones de la conducción de cada vehículo y comportamiento del mismo. Los sonidos del motor son recreados en especial para cada unidad, y la selección de cada vehículo viene acompañada de un detallado catálogo de colores. De momento no tenemos más información, y por tratarse de la primera vez que un coche Pegaso aparece en un juego junto a otros prestigiosos modelos de todos los tiempos, considero que debemos tener una cierta tolerancia a posibles inexactitudes en el acabado final de dichos modelos.


Los Pegaso de la CAMPSA

08/08/2010

Si ha existido una empresa representativa de carácter nacional que ha quedado registrada en la memoria de los españoles, ésa es sin duda, la CAMPSA (Compañía Arrendataria del Monopolio del Petróleo Sociedad Anónima). Sus colores, que combinados representaban a la bandera española (cabinas de los vehículos de color rojo y cisternas amarillas, aunque éstas también podían aparecer pintadas en color negro) hacían indistinguibles a los camiones de su extremadamente amplia flota. Aunque el origen de esta empresa se remonta a los años ’20 del pasado siglo, ésta vivió su época de esplendor en los ’60 y ’70. Aquéllas gigantescas flotas, compuestas en multitud de casos por distribuidores locales y provinciales, estaban formadas en su mayor parte por camiones de la firma Pegaso (abarcando prácticamente toda la gama), aunque a mediados de los ’70 se empezaron a introducir vehículos Barreiros-Chrysler-Dodge. Asimismo, y para tareas menores de cercanías, fueron empleados ligeros de las gamas Sava y Ebro.

El descubrimiento de nuevas imágenes de estos camiones siempre es una alegría para los aficionados a la historia de la automoción española. Recientemente, algunas imágenes del archivo CAMPSA-CLH (Compañía Logística de Hidrocarburos, que heredó parte de la flota tras la disolución de la CAMPSA como tal) han pasado a ser digitalizadas y estar disponibles para su consulta.

A esta interesante recopilación, añadimos algunos vehículos de CAMPSA que ya formaban parte de la galería del Transporte Clásico Español, y que vamos ampliando poco a poco.

Es una suerte que poco a poco se vaya recuperando una ínfima parte del gran patrimonio industrial de nuestro país.


Pegaso Z-102 BS2 presente en Pebble Beach 2009

19/08/2009

El clásico concurso de elegancia que se celebra anualmente en Pebble Beach (CA, USA), y al que asisten automóviles de las más refinadas marcas, procedentes de los garajes más exclusivos del mundo, ha tenido lugar este pasado domingo 16 de agosto.

La representación española no se ha hecho de rogar, y allí ha acudido el Pegaso Z-102 Berlineta Saoutchick de segunda serie, número de chasis 150-0146, con volante a la izquierda, que acaba de salir de una profunda restauración, como se puede observar en las fotografías.

Originalmente, este automóvil salió de fábrica en 1954 pintado en color negro y tapizado en color gris, equipando el motor 2.8 litros, y cuatro carburadores dobles. En 1964 viajó a Estados Unidos, ubicación en la que se ha mantenido hasta nuestros días, cambiando de manos, como es habitual en este tipo de turismos.


Tractoras únicas: el Pegaso “Mazinger”

13/08/2009

Una de las características que al menos, desde mi opinión, caracterizaban a ENASA por encima de otros constructores europeos, era su apuesta decidida por la investigación. Pero no sólo en su última época de existencia, justo antes de ser regalada a una potente industria transalpina, puesto que ya en los ’50 ó ’60 se vislumbraban “engendros” fuera de lo normal en las naves donde se fabricaban los Pegaso.

En esta ocasión, tenemos la oportunidad de hablar de un modelo único, y no ya sólo por su configuración, sino también por el número de unidades producidas. Se trata del Pegaso Míder 1334.40T, también conocido con el apodo de “Mazinger”. El proyecto de investigación que lo desarrolló en ENASA fue dirigido por el ingeniero Alfredo Rodríguez Seoane (quien, si lée ésto, nos haría muy felices si se pudiera poner en contacto con nosotros), que equipó a esta impresionante máquina con el propulsor del Pegaso Troner de 340 cv y caja de cambios ZF-16S. La configuración de esta extraña tractora 6×2, disponía de un tercer eje de sobrecarga provisto de suspensión neumática para poder elevarlo, incluso yendo cargado. La cabina era la versión corta del Pegaso Míder, y ésta no fue puesta por capricho, sino por necesidades estructurales, en lugar de la larga.

Tal y como se observa en las fotografías, la idea era aprovechar esta tractora para emplear semirremolques de doble carro, que permitían una MMA de hasta 40 tm. A lo largo de su existencia, además de la decoración original de la cabina al estilo Míder, decir que se pintó después en tonos de azul, trabajando para Financiera Maderera SA.

Pero las modificaciones efectuadas más tarde sobre su cabina le restaron exclusividad, aunque suponemos que con la finalidad de hacer su habitáculo más habitable, sobre todo en rutas más largas. En efecto, la cabina del Míder fue sustituída por una larga de Pegaso Bocanegra (blanca), de mayores dimensiones, aunque en mi opinión menos elegante. Fue obtenida de ocasión, en estado bastante bueno. Sabemos también, que tiempo después la tractora fue transformada en rígido de tres ejes, teniéndose que alargar el chasis.

Lamentablemente, y como suele ocurrir con nuestra marca, casi todos los vehículos exclusivos suelen estar destinados a un triste final. Este camión fue dado de baja en 2004, y posteriormente desguazado, aprovechándose gran parte de sus elementos mecánicos como piezas de repuesto para otros Pegaso que la empresa tenía en funcionamiento en aquellos momentos.

Nuestro amigo Alberto Puerta manifestó a comienzos de 2006 su intención de recuperar lo que quedara de él, para intentar reconstruirlo (misión razonable todavía), o al menos preservarlo para una futura restauración. Desconocemos en qué quedó dicho proyecto, incluso si llegó a encontrar sus restos a tiempo de hacer algo con ellos. Pero ésto también forma parte de la leyenda de Pegaso, a saber, la gran cantidad de enigmas que siempre se nos plantean.

Agradezco las fotografías aquí mostradas a Alberto Puerta y supermendrugo.

Nota: Debido a lo especial de este camión y a sus peculiares circunstancias, hacemos un llamamiento a los lectores del blog que tengan algún dato más sobre este ejemplar, para que se pongan en contacto con nosotros, a fin de ampliar la información aquí expuesta.


Nueva etapa del Transporte Clásico Español: Fotografías Inéditas de la BT2 #65

07/08/2009

Tengo el honor y la gran suerte de inaugurar oficialmente esta nueva etapa del Transporte Clásico Español, presentándoos una serie de fotografías inéditas sobre un turismo Pegaso Z-102, que vienen de la mano de mi buen amigo Xavier Maluquer.

Como es bien sabido, Pegaso fabricó en su existencia como constructor de automóviles deportivos durante el período 1951-56, una cortísima tirada (unos 86 ejemplares más prototipos y proyectos varios) de vehículos de altísima calidad y sofisticación técnica, que los colocaba en la vanguardia de la época. Su característico motor de ocho cilindros en V resultaba inconfundible, presentándose un total de tres cilindradas (2.5, 2.8 y 3.2 centímetros cúbicos, respectivamente).

El historial de los pegasines está realmente controlado por los aficionados españoles, que nos podemos guiar de las notas que figuran en el grandísimo libro de Enrique Coma-Cros y Carlos Mosquera, y, en efecto, de aquí obtenemos los datos que se ofrecen a continuación: la unidad número 65, con número de bastidor 150-0252 (153-0165) que aquí presentamos, con carrocería de la segunda versión de Touring (BT2), montaba un carburador doble, y fue fabricada en el año 1955 (colores originales: guinda, tanto para el exterior como para los interiores), obteniendo la placa M-149.733, como bien se puede observar en las fotografías.

El hallazgo de fotografías inéditas de los pegasines constituye una gran alegría, pues a estas alturas es difícil encontrar imágenes de esta categoría. En concreto, éstas fueron obtenidas en el mes de marzo de 1976, cuando el coche fue adquirido por Antonio Serrahima Elías, de Barcelona. El turismo cambiaría de manos en 1979, aunque permanecería todavía en la ciudad condal. Según noticias de la citada referencia, esta unidad fue comprada por un parisino en el año 2004.

Aprovecho desde aquí a Xavier Maluquer su entrega, dedicación e interés, manteniéndome siempre informado de sus indagaciones, y colaborando con este sitio, que para él es su casa. Muchas gracias, Xavier.